Coronavirus y música en directo: tensión entre público y organizadores.
Música en directo en tiempos de coronavirus

Música en directo en tiempos de coronavirus

by Airlocksound, 03 de mayo de 2020

En algunos países como España, ya hemos conseguido doblegar la tan temida curva de contagios por coronavirus. Una de las peores partes ya ha pasado, pero ahora nos adentramos en otra igual o más complicada. Por ello, la desescalada no se llevará a cabo de la misma forma en todas las zonas del territorio.

Esto complica de nuevo el panorama de festivales, ciclos de conciertos y eventos de música. Surgen muchas dudas sobre la celebración (o no) de los mismos, y lo único que parece estar claro es que todos los que finalmente puedan tener lugar, deberán adaptarse.

Según transcurren los días, la tensión por parte de los consumidores va en aumento ya que desconocen qué sucederá con sus billetes de avión o tren, reservas de hoteles y las propias entradas del evento. Por otro lado está la presión de las distintas organizaciones de cada festival, que barajan en tiempo real diferentes estrategias para afrontar la crisis del coronavirus: desde la confirmación de un aplazamiento de fechas para 2021, a una angustiosa espera hasta que el Gobierno decrete la cancelación de grandes eventos por causa de fuerza mayor (única condición para que puedan anular cientos de contratos).

En el caso de los primeros, han optado por la opción de que las entradas sigan siendo válidas para el año que viene. Ésta es una de las pocas alternativas para minimizar al máximo posible el daño económico. En el lado opuesto, cientos de seguidores de música en directo que desconocen si podrán o no asistir a la edición de 2021 o si el cartel seguirá siendo igual, y que piden la devolución del importe de sus entradas.

También encontramos algunos ciclos y programaciones de música en directo de menor aforo en la cuerda floja. La fase 2 de la desescalada arroja un pequeño rayo de luz para eventos al aire libre con un máximo de 400 personas (hasta 800 en la fase 3), manteniendo siempre la distancia de seguridad. Quizá sea ésta la única salvación del sector ante las enormes pérdidas económicas ocasionadas por el coronavirus.

Lo que está claro es que la industria deberá adaptarse sí o sí. Esto implicará una menor venta de entradas, mayor espacio entre los asistentes y una desinfección más profunda de los recintos, entre otras medidas. La capacidad creativa ya ha hecho que se haya patentado un nuevo concepto como el sistema Marko. Josan Serrano, organizador del Montgorock Xàbia Festival, es su creador. Este sistema agrupa al público en pequeños recintos dentro del propio festival. Cada compartimento contaría con una barra compartida con otros tres mini recintos más. Además, cada uno tendría accesos con control de temperatura y sus propios wc’s asignados.

Otra gran incógnita es qué sucederá con las salas pequeñas, donde aparte del aforo entran en juego las restricciones físicas del local. Todo esto pondrá a prueba la capacidad de la salas locales que, en contrapartida, podrían comenzar a tener un mayor interés por parte del público de grandes festivales.

Pese a todo, nuestra recomendación es que apoyes al sector de la forma que puedas. Intenta no devolver las entradas y asistir a eventos aplazados. Reproduce toda la música que puedas en streaming de tus artistas favoritos y adquiere sus vinilos (o cd’s) y merchandising oficial.

Y cuando todo esto pase, vuelve a disfrutar de la música en directo más que nunca. Asiste a todos los conciertos que puedas y recomienda música a tu entorno para que los artistas puedan seguir creando y creciendo.

Descubre otros artículos de análisis musical aquí.